Columna de Opinión:

En rescate del rol social de la Tecnología y su aporte en la sustentabilidad



Fuente: REVISTA TRENDTIC

product
product
product
product

En su columna de opinión, Juan Pablo Castillo, jefe de Comunicaciones de Rayen Salud, recuerda que el propósito fundamental de las Industrias Tecnológicas, en esencia, es colaborar con el bienestar de la ciudadanía y aportar con movilidad, acceso y oportunidades.





TAGS





Otras Noticias







Por Juan Pablo Castillo Barbosa - Rayen Salud

 

La Tecnología es la expresión de las culturas para resolver, desde la innovación, problemas que devienen de los actuales desafíos sociales, lo que la define a sí misma como sustentable. Su desarrollo ha permitido optimizar procesos, automatizar tareas y eliminar toneladas de papel y plástico en prácticamente todas las industrias. Esto se suma a un rol fundamental que ha tomado en la democratización de la información y el acceso universal a educación, trámites e, incluso, atenciones de salud.

La Tecnología, por tanto, tiene un rol social. Su esencia es colaborar con el bienestar de la ciudadanía y aportar con movilidad, acceso y oportunidades. Este debe ser el propósito fundamental de aquellos que nos desempeñamos en el sector, sin perder el rumbo.

No podemos olvidar el enorme potencial que tiene la Tecnología de transformar la sociedad -cosa que ya ha hecho- y de convertir el mundo en un lugar más justo, igualitario y próspero para todos y todas. Por tanto, definir en qué espacios invertimos el desarrollo digital es fundamental, para atender las necesidades reales de la población y abordar los grandes desafíos de la humanidad, como las inequidades, el hambre o la falta de acceso a energía, empleo, educación y salud. 

La digitalización en todos los espacios de la sociedad avanza a pasos agigantados, sin dejarnos -muchas veces- percibir el real impacto y beneficio que nos trae a diario. Lo cierto es que, a medida que avanza, también genera nuevas brechas “virtuales” e inequidades, que deben ser percibidas y abordadas por la industria con acciones concretas, que rescaten el rol social de lo que hacemos y colaboren con un mundo mejor y más sustentable.

La oportunidad es única. En la historia de la humanidad, ningún desarrollo o política pública ha logrado adquirir la velocidad, dinamismo y penetración que hoy tiene la incorporación de tecnologías, que -a su vez- ha ido permeando cada espacio de la sociedad. Por ende, la responsabilidad de la industria tecnológica es profunda, puesto que cada decisión que se tome sobre dónde invertir o innovar puede tener un impacto enorme y disruptivo.

En ese sentido, algunos utilizan el concepto de “Tecnología Social” para definir a un grupo de innovaciones que, por medio del desarrollo digital, buscan solucionar problemáticas sociales, humanas y medioambientales. Lo cierto es que la tecnología en su conjunto tiene y debe cumplir un rol social, desde una mirada ética, y ponerse a disposición del buen uso, desde una mirada valórica, puesto que incorporarla no es un objetivo en sí mismo, sino que un camino o herramienta para resolver problemas que afectan a la sociedad.

Garantizar el acceso a agua potable, optimizar el uso de energías renovables, fomentar una economía más ética y una producción sostenible, adaptar las ciudades para ser más habitables y respetuosas con el medioambiente, combatir las desigualdades, descentralizar las oportunidades y empleos, y garantizar la universalidad del acceso a salud y educación, son sólo algunos de los objetivos de desarrollo sostenible en los que la tecnología tiene un rol y una importante tarea. 

Es, por tanto, la tecnología una gran aliada en los desafíos del futuro (y el presente) y, más allá del mero objetivo de desarrollarla, su propósito debe seguir siendo el colaborar con el bienestar social y combatir las problemáticas que amenazan el Planeta y a la humanidad. Por ende, la responsabilidad de las industrias encargadas del desarrollo digital y tecnológico es enorme, proporcional a las expectativas que la población tiene de ellas, por lo que rescatar su rol social y su aporte en la sustentabilidad como valor estratégico de su gestión y crecimiento es, por decirlo menos, clave y prioritario.


CERTIFICACIONES Y RECONOCIMIENTOS


Nuestros productos/servicios han sido desarrollados y se entregan bajo los controles establecidos por el Sistema de Gestión de Seguridad de la Información, aprobado por AQC Middle East FZE (AQC), conforme con ISO 27001:2013. Numero de Certificado: 17IIBX33
Revise el Certificado
Revise nuestra Política de Seguridad
product

Nuestro modelo de innovación ha sido reconocido por dos años consecutivos en el Top Five del Ranking de Creatividad e Innovación C3, bajo un estricto análisis de nuestra cultura, personas, procesos, estrategia y resultados, en función de la creación de nuevas soluciones.
Informe Innovación C3
product

Desde 2017, participando en el Ranking de Employers for Youth (EFY), con el objetivo de medirnos con parámetros actuales y permanentes en la creación de espacios y entrega de beneficios para nuestros Jóvenes Profesionales.
Ranking EFY